Hay que saber perder, como diría David Trueba

“Los futbolistas son solitarios. Creo que si la gente se fija un poco, lo puede ver. No están solos, porque están rodeados de una familia, mánagers, fans… Pero sus verdaderos amigos son gente de la infancia, que se remontan años atrás, donde ellos encuentran la autenticidad. Eso tiene que ver con esa soledad de no fiarse de nadie. Luego es un mundo egoísta, cada uno barre para su casa. Una de las cosas que me ha sorprendido mucho del mundo del fútbol es el grado de amistad que se rompe en el momento en que juegan en diferentes equipos. Se dejan de ver, no se los vínculos. Incluso dentro de cada plantilla, si no estás jugando, el entrenador te parece horrible, o si eres titular te parece maravilloso.”

David Trueba en la revista Líbero

jacinto elá

Me encantó leer esta frase, y esta entrevista, de uno de los personajes que más me inspiran: David Trueba. Desde que allá por el año 99 leí su libro “Los Cuatro Amigos” me he sentido inspirado por su obra y su manera de comunicar. Ver sus conferencias y charlas en YouTube son una de las mejores maneras de aprovechar el tiempo y crecer. Pero vayamos a la frase que he destacado de la entrevista porque me parece muy acertada.

Quien haya leído “Saber perder” (David Trueba), habrá identificado de inmediato a Ariel, uno de los protagonistas de su maravilloso libro. Hace una definición muy acertada de lo que es un futbolista profesional. Sobre todo en lo complicado que es hacer amistades duraderas durante la carrera. Al final uno acaba recurriendo a los amigos de la infancia. No sabría decir por qué. Quizás sea porque nos pasamos la carrera compitiendo por ser lo que soñamos ser, y para ello es necesario que hayan “víctimas colaterales”. Al final lo que importa es salvarse uno mismo por muy duro que suene. No es que los jugadores estemos pensando en fastidiar al compañero, pero el juego es así y no hay otra manera de sobrevivir. Es un conflicto de intereses.

jacinto ela eyene
Nadal es un de los deportistas que mejor encaja las derrotas: Sabe perder.

Personalmente siempre me he llevado bien con el compañero que aspiraba al mismo puesto que yo. Por mucho que me fastidiara no jugar me alegraba si jugaban Ibai, Mechi, David Martín, Aranguren, Aaron Davies o algún otro. Si yo no jugaba era porque no lo había hecho tan bien como para no dejar lugar a dudas al entrenador. Yo a mi nivel tendría todos los números para jugar, pero no siempre es posible y se tiene que asumir. Al menos, cuando no se puede ayudar desde dentro del campo hay que hacerlo desde fuera. Hay que saber perder. Poniéndoselo difícil al entrenador en cada entreno. Si estás allí es porque lo vales, que no te quepa duda. Por norma general, a nadie le regalan nada en el mundo del fútbol.

Aunque no lo creas, tus compañeros sufren tanto como tú para mantenerse en el mundo del fútbol. Clic para tuitear