La Realidad de los Futbolistas Frente a la Marginación en el Deporte

Como cada mañana me he lavado la cara, he puesto la cafetera, me he lavado los dientes mientras escuchaba un podcast. No suele ser siempre el mismo, pero me fío del algoritmo de Spotify.

Eran las 6:45h cuando puse los pies en tierra, aunque estaba despierto desde las 06:30h, por lo que estaba más que despierto. Esto fue decisivo en la elección del podcast: The High Performance Podcast .

En este último episodio el entrevistado era Danny Drinkwater, campeón de liga con el Leicester y después fichado por el Chelsea.

El ex futbolista inglés habla sobre cómo ha sido retirarse del fútbol después de momentos maravillosos y acabando frustrado por todo lo que vivió después del sueño del Leicester.

Qué me llevo a escribir este artículo

Lo que me motivó a escribir este artículo fue cuando explica cómo fue su salida del Chelsea. Nada de lo que dijo me resultó ajeno porque lo he vivido en mis carnes. En su última temporada fue forzado a dejar el club mediante una estrategia muy común entre los putos clubes de fútbol: la marginación.

Drinkwater cuenta cómo fue apartado en la pretemporada. Entrenaba al margen del equipo y en horario diferente al resto de su equipo o en espacios separados. No se conformaron con eso, sino que a horas del cierre del mercado de fichajes le comunicaron que de debía abandonar el club.

Me quisieron echar del Southampton

Esta práctica es muy habitual en los clubes de fútbol a nivel profesional (o semiprofesional). Estando en el Southampton FC, cuando me quedaban cinco meses de me acercó el entrenador del equipo reserva, con el que mejor relación tenía, para negociar mi salida. Me negué.

Desde ese momento, mi infierno se hizo más cálido, aunque se transformó en una certeza ya que al menos sabía qué quería hacer el club conmigo: apretarme hasta que la rendición.

Me aferré a mi contrato como un soldado a su fusil. Podría haberme rendido, pero no tenía dónde ir. Después de 10 meses sin jugar un partido, buscar equipo no era fácil. Tenía contrato y paciencia, que no era poco.

Con los años he visto que esta estrategia es muy habitual en el mundo profesional, aunque la fuerza de los contratos permite a los jugadores defenderse. Sin embargo, en otras categorías los futbolistas son «despedidos» de un día a otro. La cantidad de niños juveniles que se ven en la calle sin previo aviso asusta.

Hace poco menos de un mes hablé con un juvenil al que habían dado la baja una semana antes de comenzar la liga. La razón era traer fichajes caprichosos del entrenador de turno.

El futbolista desde joven conoce la crudeza del mundo del fútbol a través de este tipo de experiencias, vividas en su propia piel o en la de otros compañeros.

En su día publiqué el caso de Dani García Lara

En el apasionante mundo del fútbol, las historias de jugadores como Danny Drinkwater y mi propia experiencia reflejan la cruda realidad que a menudo se esconde detrás de los titulares y los éxitos. La marginación y la presión para rendirse son retos comunes en el camino de muchos futbolistas. La fuerza de los contratos y la paciencia pueden ser aliados valiosos en este viaje, pero la sombra de la incertidumbre y la inestabilidad sigue acechando a jugadores de todas las categorías. Estas experiencias nos recuerdan que, detrás del glamour y los sueños, el fútbol es un mundo de contrastes, donde la resiliencia y la determinación son tan esenciales como el talento en el camino hacia el éxito… o la frustración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *