Saltar al contenido

Benzema juega con un vendaje (lo normal)

septiembre 15, 2021
Benzema juega vendado

El mismo día he visto dos noticias que se han hecho bastante popular en las redes sociales. Por un lado, hemos visto a Benzema comentando lleva un vendaje en la mano porque es una lesión que tendría que operarse, pero eso le tendría dos meses de baja. El argumento que dio para no operarse fue que no podía permitir estar fuera del equipo tanto tiempo.

Es especialmente común jugar con lesiones cuando estás se encuentran en zonas no esenciales para la práctica del fútbol como puede ser el dedo de una mano. Cuando se trata de algún músculo, hueso o articulación de la pierna es más complicado evitar hacer una pausa y tratar la lesión.

A mucha gente le ha sorprendido gratamente el compromiso de Benzema con el Real Madrid. A mí no me cogió de sorpresa esta actitud tan común entre los futbolistas de élite. Aunque los futbolistas tengan rasgos claros de hipocondría, también se ha de reconocer la cantidad de veces que juegan con dolor.

Los futbolistas son bastante hipocondríacos

Vemos cómo fingen cuando reciben una patada, o como exageran las caídas. Pero al final eso solo es la punta del iceberg, la realidad es mucho más áspera, y la familia de los jugadores la conocen perfectamente. Hay veces en las que, después de jugar un partido de 90 minutos, el futbolista es incapaz de caminar más de 20 minutos porque le duele todo el cuerpo. Cuando se retiran acumulan una colección de secuelas físicas (como cualquier trabajador).

La imagen del deportista de élite con una salud de hierro hay que cogerla con pinzas.

Cuando estuve jugando en el Hércules el médico me dijo una vez que el deporte de élite no es sano. Supongo que eso lo sabe todo el mundo, pero escuchar esas palabras con 20 años me dio otra perspectiva del mundo en el que me estaba introduciendo. Por aquel entonces apenas había sufrido lesiones de gravedad. Había tenido alguna molestia, pero nada llamativo. Había jugado infiltrado para sentir menos dolor, pero no era ninguna heroicidad.

En el mundo profesional se mueve tal cantidad de dinero que muchas veces los futbolistas se encuentran entre la espada y la pared a la hora de decidir cuándo merece la pena arriesgar y cuándo no. Recordemos el caso de Ronaldo el fenómeno que jugó la final del Mundial después de haber tenido problemas graves de salud.

No hace falta ir tan lejos para encontrar un ejemplo de esto que digo. Después de la derrota del Fútbol Club Barcelona contra el Bayern de Múnich en Champions League, se supo que Jordi Alba había estado con fiebre alta y vómitos la noche previa. Por lo visto Ronald Koeman le pidió que hiciese el esfuerzo de jugar el partido. Al final la jugada salió mal. Perdieron 0-3.

Aunque no se hable mucho de esto, es muy habitual, lo que pasa que cuando se gana ni se comenta. Esta vez nos hemos enterado por qué alguien sola filtrado a la periodista Helena Condis. Cuando escuches que un jugador ha jugado infiltrado significa que está anestesiado para sentir menos dolor, pero poniendo en riesgo su salud. No veo esto como una heroicidad, sino como una consecuencia de su profesión. Está claro que sí cobran €1000 no se arriesgarían a jugar medio lesionados.

Con este artículo no trato de que sientas más pena por los futbolistas, simplemente que entiendas un poco más otra cara del fútbol.

Mi nuevo libro ya está disponible.

Leer entrada anterior
La cláusula de Neymar… es de Orange

Hace unos días salió a la luz una cláusula en el contrato Leer más

Cerrar