Cada verano la misma película para el futbolista modesto

Cada verano es un suplicio para la gran mayoría de futbolistas de no élite. No poder decidir sobre tu futuro es muy duro. Llegar de donde has estado jugando y tener que escuchar preguntas como acerca de tu próximo destino es contestar.

Pasa junio, pasa julio, rozas agosto… Houston tenemos un problema. En 2ªdivisión B  o 3ª división es difícil saber tu futuro con tanta antelación.

El verano no lo disfrutas porque no puedes gastar tanto como te gustaría, nadie te asegura que en septiembre tengas equipo.

Los clubs de futbol te dan la opción de renovar si perdonas parte del dinero que te deben.

A mi siempre no me dieron la opción, pero alguna vez me negué a renovar por no tener que sufrir impagos. Los equipos que más deben más te llaman prometiendo estar ya saneados por que el ayuntamiento a puesto pasta…¿Te suena? Estoy seguro de que sí. Hay muchos futbolistas hoy sin saber cual será su futuro. Solo les queda descansar un par de semanas y comenzar a entrenarse por su cuenta con el teléfono operativo 24h al día.

En julio empiezan a llamar representantes de todas partes diciendo que tienen algún equipo.

Hay momentos en los  que uno piensa que  no vale para esto. Te equivocas; el listón no está tan alto en el fútbol semiprofesional.

Son muchos los veranos corriendo por la playa, totalmente solo, cada día con la esperanza de recibir una llamada.

Mi hermano es un crack, llamaba a los equipos haciéndose pasar por representante. Así consiguió firmar por más de un equipo de tercera recorriendo España de punta a punta.

Despues de ver lo que hacen muchos representantes supongo que se dió cuenta de que el mismo podía hacer lo mismo. Yo sufría por su incertidumbre a pesar de yo estar en su misma situación, en casa y sin equipo. Sabíamos que algo siempre sale pero quizás no es lo que más te conviene pero quieres jugar. Es desesperante mirar al teléfono y decir “suena, suena, quizás no hay cobertura”.

Los que conviven con futbolistas, además de conocer nuestra faceta de hipocondríacos, saben como nos puede llegar a afectar, pero también entienden que es una pasión.

Llegas  un punto en el que has de decidir si te compensa volver con menos de lo que llevaste.

Mando ánimos a todos los colegas que aún no saben donde jugarán y especialmente a los que no saben cuando van a cobrar lo que se les debe.

Para que entiendas algo más de la vida del futbolista te recomiendo mi libro 👇🏼