Sabiduría del ex futbolista argentino, y trotamundos, Héctor Bracamonte

Héctor Bracamonte es un ex futbolista argentino que desarrolló gran parte de su carrera entre Rusia y Argentina, pasando por España. Gracias a Enganche he llegado a su historia, la cual me parece muy interesante.

Héctor Bracamonte

Ahora es entrenador en las categorías inferiores de Boca Juniors además de de tener una banda de música.

Podrás ver que, independientemente del país, todos los futbolistas vivimos situaciones similares. Debajo podéis escuchar el audio en Spotify.

Las mejores frases.

Sobre entrenar

Hay que darle libertad a los jugadores. Cada vez se les da menos. Trato de darles libertad dentro de un contexto de juego.

Cuando acabé el curso de entrenador me di cuenta de que uno sabe muchas cosas pero no las sabe decir. Es darle a algo sencillo un buen vocabulario.

A mí me encanta por ejemplo Paco Jémez. Pero aquí en Argentina no podría volver a dirigir después de 4 descensos. Lo corren a gorrazos.

El jugador de fútbol es muy hijo de puta. No están acostumbrados a que les marquen el error porque están acostumbrados a que todo el mundo les diga que lo hacen todo bien.

El jugador está muy mimado desde los 12 años. Pero cuando llega a los 20 se encuentra a otros tan buenos como él. Incluso se sorprende de estar en el banquillo porque nunca ha estado.

El entrenador tiene que gestar el juego de equipo para que la individualidad resalte. Nunca al contrario. Héctor Bracamonte Clic para tuitear

Cuando hablo de individualidades tengo que ver qué le pido a cada jugador. A veces tienes que poner a un jugador para hacer mejor a otro.

Los jugadores más inteligentes juegan de cinco, nunca en la banda. Clic para tuitear

Los viernes trabajo con los que no van convocados para que estén a la altura cuando los necesites. Tres días sin ejercicio son demasiados.

En categorías inferiores hay muchos a los que les cambio de posición porque creo que pueden dar más.

Al jugador para que cambie lo tienes que convencer que es para mejor.

Héctor Bracamonte

Cuando un jugador queda libre ya lo sabe antes de que se lo digas. Lo que yo hago es ayudarlo para que encuentre una buena salida aprovechando que somos Boca.

El fútbol cuando niño, si se te da bien, te transforma en líder aunque no quieras.

Experiencia en Rusia (y Europa)

Con los entrenamientos españoles había un día fuerte y los demás eran normales. Llegabas fresco al partido. Aquí en Argentina llegabas cansado a todos partidos.

Fui a jugar a Rusia por una cuestión de aventura. Me fascinaba su historia, los bolcheviques, el comunismo…

Lo que más me llamo la atención en Rusia fue el olor. En 2003 me encontré un Moscú cuando Rusia estaba en guerra con Chechenia.

Como era diferente me paraban por la calle para pedir papeles.

En Rusia veías como se pegaban en la calle y luego se iban juntos a tomar vodka.

El ruso de inicio es hostil, desconfiante. Pero cuando conoces su historia lo entiendes. Y cuando aprendes el idioma te adoran.

Viví situaciones en Rusia que a cualquiera hubieran asustado. Pero yo andaba muriéndome de risa.

Entrevista completa.