Lo que parecemos y lo que somos

Todos ven lo que aparentamos pero pocos lo que somos

Maquiavelo

No es la primera vez que alguien se lleva una sorpresa respecto a mi personalidad como ex futbolista. Me han dicho que tenían una imagen de mí muy diferente a la que conocen ahora.

Supongo que en algo he cambiado, pero los que me conocen saben que siempre he sido igual de cercano. Pero si tanta gente me ha dicho lo mismo, puede ser que tengan razón. Quizás la imagen que daba de cara al exterior cuando era futbolista era muy diferente a la que yo quería dar.

Estaba tan centrado en ser futbolista que, fuera del campo, solo era futbolista. Clic para tuitear

Por lo que me han dado a entender, parecía mucho más superficial e inaccesible. Un futbolista más dentro del estereotipo.

Para ser futbolista hay que pensar como uno.

Sin embargo, durante toda mi carrera, traté de no encajar con el estereotipo de futbolista desmarcándome de los hábitos de mis compañeros. Por lo visto, no lo conseguí.


“El futbolista es un ser humano, no una máquina. Hay entrenadores que creen que los jugadores son robots y que, si no le pegás como ellos quieren, te sacan, te sientan en el banco y no te hablan ni te miran.”

Walter Erviti, futbolista

Por suerte -al retirarme joven- ha sido una ventaja para mí, porque los que pensaban que me creía un Dios están comprobando que no es así. Y no es porque ya no sea futbolista y viva una vida de lujo, sino porque ahora soy todo el rato yo, sin uniforme.

¿Te define tu uniforme laboral?