Junio para los futbolistas sin contrato, es un mal trato

¡Ya estamos en junio! El querido mes de junio para los niños y para los futbolistas. ¡Se acaba el curso!

Durante este mes, aquellos jugadores que continúan en sus equipos se van de vacaciones con la conciencia tranquila sabiendo que volverán a tener trabajo durante otra temporada.

Los que no siguen serán notificados con un vago “no contamos contigo”. En realidad el jugador no necesita más explicaciones.

No contamos contigo

Es raro que un jugador que no renueva llegue a junio sin sospecharlo. Eso se ve desde febrero. Hay pequeñas señales durante la temporada para darse cuenta, por ejemplo: no eres titular indiscutible, juegas poco, no vas convocado, cuando estás lesionado no muestran urgencia para que te recuperes.

Cuando estás sutiles señales se van repitiendo durante el curso, la mente del jugador se parte en dos como un disco duro: una se queda en el presente y la otra busca soluciones en el futuro.

Afrontar el verano sin equipo

Mientras todo el mundo te dice que tienes mucha suerte porque ya estás de vacaciones, tú solo tienes preocupaciones diurnas -tu futuro-, de noche es fácil distraerse. De día es más complicado porque el resto de personas de tu entorno en junio está trabajando y tu situación laboral es un tanto extraña porque no estás ni apuntado al paro.

Eres un privilegiado, pero estás desubicado. Al final acabas saliendo con el colega que esté libre en el día, aunque no sea de tus mejores amigos.

Afrontar el verano sin un contrato cerrado es una tortura. Ofreces tus servicios a varios clubes, personalmente o a través de un agente, con la esperanza de iniciar una nueva aventura. Es como intentar ligar con chicas que tienen pareja, mientras que te tiran los tejos chicas que no te gustan.

Cuando se te acaba el contrato, aunque sea verano, hace frío. Clic para tuitear

Pero no puedes rechazar ninguna oferta tajantemente porque no sabes si te vendrá una mejor, y cuánto menos queda menor será tu exigencia. El mes de julio es como las 5 de la mañana en la discoteca.

El mes de junio es buena época para irse de vacaciones porque aún no es temporada alta y es más económico, pero como no tienes equipo no te vas muy lejos para estar localizable.

Aunque la mayoría de fichajes se cierran de mitad de julio en adelante. Así que en junio puedes estar tranquilo.

Recomiendo mi segundo libro para entender qué significa el verano para los futbolistas y cómo se puede comenzar a gestar una temporada desastrosa. 👇🏾

https://www.amazon.es/gp/aw/d/1981015108/ref=dbs_a_w_dp_1981015108