Colgar las botas según varios campeones

El deportista profesional es una persona con la vida muy estructurada lo cual le evita tener que pensar demasiado que tiene qué hacer.
Amaya Valdemoro

Amaya Valdemoro, la mejor jugadora de baloncesto de la historia de España, explica que su padre le regaló un perro al retirarse. Gracias a ello encontró cómo organizar su día a día. La obligación de atender a las necesidades del perro dentro de unos horarios fue primordial para suplir la ausencia de horarios de entrenamiento.

Milinko Pantic

Cuando dejé el fútbol, de repente el teléfono dejó de sonar. Pensaba que todo el mundo me iba a llamar para preguntar cómo estaba, pero no fue así.

Milinko Pantic, exfutbolista

Es muy habitual entre los deportistas de élite, especialmente los futbolistas profesionales, que durante toda su vida sean el centro de atención en su círculo. Lo que a muchos les choca es que cuando se retiran se reduce la atención.

De lo que no son conscientes es que cuando estaban en el centro no se preocupaban por todo el mundo. Y eso para una persona joven es distorsionar la realidad. Hacerles pensar que son las personas más importantes en la sala es perjudicial a medio y largo plazo para la persona.

Jero García

Supe que era el momento de mi retirada cuando empecé a tener dudas. En boxeo no se puede subir al ring con dudas. Duda entrenar, dudas de pelear.

Jero García, exboxeador

Los futbolistas tienen dudas durante toda su carrera. Pero llega un momento en el que dudas si eres capaz de cumplir con las expectativas o de aguantar el ritmo. Incluso dudas si sabes jugar a fútbol. Pero la duda mayor es pensar qué vas a hacer el día de mañana después de haber dedicado tanto tiempo a una única actividad. En realidad, más que dudas, es una certeza: la edad no perdona.

Para las personas que no juegan es muy fácil sugerir eso de “retírate en lo más alto”.

Amaya Valdemoro

Yo creo que lo que en realidad quieren decir es que te queremos recordar en lo más alto. Pero el deportista siempre tiene la sensación de que puede hacer algo más dentro de su deporte. Además, retirarse de manera prematura, puede perseguirte como arrepentimiento dura toda la vida.

Es como dejar de fumar: la mayoría de personas solo lo deja cuando se siente realmente mal. El deporte de élite es exactamente lo mismo.

Nos tienen que ayudar (a los deportistas de élite) a afrontar el día después.

Amaya Valdemoro

Yo en lugar de demandar que ayuden a los deportistas de elite, lo que recomiendo es que busquen ayuda mucho antes de dejarlo. Que destinen parte de su dinero a la salud mental. No hace falta estar hecho polvo para ir al psicólogo. Viendo los antecedentes de otros deportistas que han pasado por lo mismo no hay excusa para evitarlo.

Cuando uno va a buscar ayuda está siendo proactivo. Esta siendo previsor. Siempre que se pueda, conviene tener la iniciativa.

Programa completo aquí

Latir