Saltar al contenido

Carta abierta a Joaquín Sánchez

enero 20, 2020

“Admirado” Joaquín,

Hace tiempo que quería escribirte esta carta, concretamente la semana siguiente tras marcar 3 goles contra el Athletic Club de Bilbao (felicidades). Lo sometí a votación en Twitter y me tocó escribir a Borja Iglesias.

Inevitablemente no puedo seguir esta carta sin decirte que debo ser de las pocas personas que no se ríe con tus chistes y no te odia. Reconozco que algunos chistes son buenos, pero soy más de humoristas que de cómicos.

¿Cuál es la diferencia entre un humorista y un cómico?

Para mí un humorista es alguien que a través del humor trata temas incómodos, que de otra manera provocarían rechazo; o alguien que consigue arrancar una sonrisa entre desgracia y desgracia. Por ejemplo George Carlin, Ricky Gervais, Chris Rock y Dave Chappelle.

Los casados son aburridos

Para mí un cómico (o cuentachistes) es alguien que viene con una batería de chistes memorizados y los suelta sin más. Esto no quiere decir que un cuentachistes no sea un humorista, porque Eugenio era eso y más.

Tú eres más de la generación del programa Genio y Figura. Ese en el que había un montón de cómicos contando chistes. Precisamente ahí dio el salto a la fama Chiquito de la Calzada.

Genio y Figura

Tus chistes no me hacen gracia pero te admiro. No hacen daño a nadie, le das al público lo que quiere y te ríes hasta de tu sombra. De hecho no sueles faltar el respeto a nadie. Y eso es de respetar.

Eres una especie de Luis Figo con mejor humor

El principal motivo de esta carta no es decirte que tus chistes no me hacen ni pizca de gracia. Es porque desde tus inicios me has parecido un jugador diferente, una especie de Luis Figo mejorado, y con mejor humor.

Tú y Vicente habéis sido los mejores extremos que he visto en España. Yo, que jugaba de extremo me he fijado en muchos.

Detrás de esa batería de chistes prefabricados queda en segundo plano un profesional ejemplar. A mí no me la pegas; aunque te las des de dicharachero, para jugar al nivel que lo estás haciendo, te debes cuidar mucho. Pero no haces publicidad de esta faceta tuya porque es tu normalidad. Solo esta profesionalidad puede explicar tu alto rendimiento.

El último regateador

Ayer estaba viendo de refilón la emisora de la SER la segunda parte de vuestro partido contra la Real Sociedad -en el que marcaste un gol- y aluciné. Veía el partido sin volumen, pero cada vez que cogías la pelota se escuchaba música de violines mezclada con el sonido de unos patines deslizándose sobre el hielo.

No has perdido el miedo a desbordar, has ganado interpretación del juego. Ojalá los que vengan detrás traten de imitar tu determinación a la hora de sortear rivales. El fútbol de hoy se limita al pase seguro y la posesión estéril. Es gracioso que uno de los jugadores más disruptivos seas tú con 38 años.

Me gusta ver cómo se alegran tus compañeros por tus éxitos

En fin, solo quería desearte que sigas jugando e inspirando futbolísticamente muchos años más, aunque eso me suponga encontrarme con tus chistes (a veces me río, eh 😂😂😂😂🤭🤭).

Al inicio he entrecomillado admirado porque te admiro como futbolista principalmente, como persona te respeto y como cómico… bueno 😉.

No te lo tomes como algo personal, solo es una carta.

Leer entrada anterior
Traté de hacerlo todo bien, pero acabó todo mal

Un año antes de retirarme, probé suerte en la Fundación Logroñés, mi Leer más

Cerrar