3 Libros que voy a leer cuando publique mi libro el 31 de Marzo

El día 31 de marzo mi primer libro Fútbol B cumplirá un año en Amazon. Para celebrarlo publicaré el segundo: “Diario de un futbolista pobre”. Es un libro en el que llevo trabajando más de 2 años simultáneamente con otros tres, que también publicaré cada 31 de marzo.

Escribir es una maratón que te aisla del mundo a la vez que agudiza la curiosidad y la observación. Escribir un libro tiene varias fases en las que te nutres de varios focos de inspiración: películas, música, podcast, cocina, documentales, libros, etc.

En la fase final de la escritura del libro he tenido que dejar de leer tanto como quisiera. Hablo de cuatro meses bajando el ritmo de lectura a 5 libros cuando en los tres meses anteriores había leído 13. La mayoría fueron en versión digital gracias a un ebook.

Cuando llegué al tramo final del libro, como he dicho antes, tuve que dejar 3 libros a medias, o por empezar, que tengo muchas ganas de leer con regularidad y dedicación. No son libros para leer en el metro o a ratitos. Cuando me “libere” de mi último libro voy a hincarles el diente.

Tan poca vida (Hanya Yanagihara)

“Tan poca vida” narra la vida de cuatro amigos que comparten apartamento en Nueva York: JB, un artista negro gay; Malcolm, arquitecto de buena familia, Malcolm, Willem, actor, y Jude, un abogado atormentado por un pasado marcado por el abandono y los abusos. Unos abusos sexuales que la autora relata de forma directa, sin artificios, igual que las autolesiones a las que se somete Jude.”

Cada página de este libro es una auténtica bofetada de la vida. Casi mil páginas de sentimientos encontrados de varios personajes. Escrito de tal manera que aprender algo es inevitable. Leer una sola o de este libro equivale al viaje al centro del alma de otra persona. Voy por la mitad y no quiero que se acabe nunca. Pero no puedo parar de avanzar.

El primer capítulo de “Tan poca vida” disponible aquí

La broma infinita (David Foster Wallace)

“Como ocurre con tantas obras maestras –y ésta lo es, con mayúsculas– no es posible explicar La Broma Infinita. Si alguien hubiese intentado explicármela antes de leerla seguramente hubiese coincidido con aquellos odiadores que la descalifican, de forma condescendiente, como una “broma para hipsters”. La leí –viví en ella, debería decir– durante el verano de 2015. Y creo que ninguna otra novela que haya leído me ha dejado una huella tan profunda ni me haya absorbido, sorprendido, apabullado, divertido y desconcertado tanto. La novela en sí es “El Gran Entretenimiento” del que tanto se habla en ella. La Broma Infinita es MARAVILLOSA. Merece el esfuerzo, así que no te rindas antes de tiempo.”

Comentario extraído de Amazon.

Antes de llegar a este libro me tragué infinidad de entrevistas de Foster Wallace. También leí los maravillosos libros “El tenis como experiencia religiosa”, “Algo supuestamente divertida que nunca volveré a hacer”. Me parece un auténtico genio al cual me hubiera gustado descubrir mucho antes. Mil páginas de las que espero salir como mejor persona. Tengo preparado un marcador fluorescente para marcar todo lo que me llama la atención y dejar el libro listo para regalar.  En los tiempos que corren, necesitamos más David Foster Wallace.

Elisa (Jessica Lucena Pacheco)

Sinopsis

Todo tiene su motivo en esta historia de amor, sexo y drama entre dos mujeres prácticamente desconocidas. Una novela fresca y amena sobre la imperfección del amor, y sobre el impacto que causa en cada uno de sus personajes. Elisa tiene 24 años y lo dejó todo hace tiempo para empezar de nuevo. Ahora, es una joven tranquila que se dedica a la prostitución y vive centrada en su mejor amigo, Abdul, y en uno de sus clientes. No sabe que su calmada vida va a desmoronarse por completo. Alba, abogada, madre y esposa va a cruzarse en su camino y no lo hará por casualidad. Dos personas de mundos distintos que luchan contra sus propios miedos. Que sufren y aman a partes iguales, que se abren en canal sin importar las consecuencias.

Este libro es la primera obra de una amiga -en realidad es la pareja de un amigo, pero me fascinó la pasión que me mostró por la literatura y, más en concreto, por escribir-. Ante las dudas que tenía para publicar, no dudé en animarla a que lo haga. Acabar un libro y publicarlo es una travesía dura pero gratificante. Ella lo ha hecho, y para una escritora, el mayor honor es ser leído. Ha llegado el momento, voy a por él.

Aquí os dejo links afiliados. A vosotros no os cuesta más, pero a mí me dan una comisión. Disfruten.