10 consejos para futbolistas de 2ªB y 3ª división

Durante mis años como futbolista -aunque intensos- hubo muchas cosas que no sé por qué nadie me las explicó o, si me las dijeron, no las capté.

Si volviera atrás en el tiempo me gustaría saberlas de antemano para enfocar y empalmar la carrera futbolística con el mercado laboral y el resto de mi vida.

Aunque he de reconocer que los jugadores cada vez están más preparados para el “día después” de dejar el fútbol. Son muchas las cosas que no sabía (y no sé) pero solo expondré 10.

Jamie Vardy, el futbolista amateur que triunfa en la Premier
Jamie Vardy

1 En el fútbol nada es seguro… Ni tu salario

En el fútbol es normal firmar contratos por una temporada o dos, lo cual te da una supuesta seguridad para concentrarte en tu carrera.

Todo va bien hasta que llega el mes de enero y, como es habitual en 2B y 3ª división, llegan los retrasos (los retrasados ya están presidiendo algunos clubes prometiendo lo que no tienen).

Guarda una parte del sueldo a principio de mes y vive con el resto.

2 Tu tiempo es tuyo, aprovéchalo

Este punto está muy ligado al anterior.

Una forma de aprovechar el tiempo es hacer cursos; no hablo de estudios universitarios, que no es mala idea, me refiero a idiomas, asignaturas sueltas en Domestika, Youtube, Coursera, Boluda.com o cualquier otra web que ofrezca la posibilidad de aprender a bajo coste y alto valor.

Otra manera de formarse es escuchar podcasts, audiolibros o acudir a conferencias que puedan servirte de empujón a planificar tu futuro… o por simple curiosidad.

El saber no ocupa lugar. Lee mucho.

El futbolista tiene mucho tiempo libre para dedicar a la lectura. No solo novelas, busca biografías interesantes, libros que te puedan ayudar a rendir como futbolista, futuro empresario o aficiones, quien sabe si en futuro vivirás de una afición. Las bibliotecas son gratis.

3 Conoce las ciudades, conoce a la gente

Por alguna extraña razón los futbolistas conocen los centros comerciales mejor que sus propias casas.

Evidentemente en categorías semi profesionales son mayoría las ciudades pequeñas, y en apariencia no hay mucho que ver, pero eso no es así.

La comodidad mal interpretada te puede hacer caer en una rutina tóxica de desmotivación más allá del terreno de juego.

Es bueno mantener una buena relación entre compañeros pero es muy recomendable hacer amigos fuera del vestuario.

Tendrás la posibilidad de sacar jugo a la suerte de vivir en varias ciudades. Muchas veces cuando abandonas una ciudad desaparece para siempre en nuestros corazones, porque el único lazo que nos unía era el contrato con el club.

4 Cotiza

Por desgracia, los clubes de fútbol de categorías inferiores no pagan la seguridad social de los jugadores, quizás la de alguno de la plantilla.

Como estás cubierto por el seguro médico no le das importancia pero conviene que recuerdes que estás trabajando sin cotizar.

Cuando juegas esperas que el próximo contrato sea mejor y te regulen la situación.

Los futbolistas pecamos de ingenuos aceptando condiciones inaceptables, ¿sabes por qué? Porque amamos el fútbol.

El futbolista realmente es una especie de autónomo con ventajas pero con una cierta dosis de vulnerabilidad.

Todo el sueldo se camufla en gastos de desplazamiento y otras milongas. Infórmate y busca la manera de cotizar. Quizá cobres menos dinero pero es importante acumular años de trabajo (cotizados).

5 Potencia tu marca personal

Tan sencillo como abrirte una cuenta en Twitter y ser amable con todo el mundo, si alguien no te cae simpático simplemente haz oídos sordos.

El hecho de ser futbolista te aportará un montón de seguidores.

No te metas en muchos charcos profundos, pero mójate, y si alguien te merece un comentario positivo no dudes en hacerlo público. Elogia a otros. Sé justo, sé amable.

Un blog no es una mala herramienta si más adelante quieres ser parte del negocio del fútbol, si inviertes un rato a la semana hablando de cosas relacionadas con el fútbol.

Quién sabe si creas una comunidad alrededor de tus posts, incluso te servirán para solucionar dudas y viceversa. Aunque he de reconocer que lo del blog es una terapia más que otra cosa.

6 No tienes rivales en el equipo

Dentro de un equipo se suele olvidar que somos un equipo, el rival es el del otro equipo. En una plantilla la competición sana ayuda a mejorar.

El fútbol es una competición que culmina el fin de semana, por suerte o por desgracia, hay que competir con compañeros. Realmente en fútbol hay contrarios, no rivales. No deja de ser un juego.

7 No jugarás en primera si tienes más de 26 años

Si tienes más de 24 años difícilmente llegues a jugar en primera, pero no dejes de luchar por tus sueños. Enric Gallego ha debutado en primera con más de 30 años. Pero no es lo habitual. Alguien te lo tenía que decir.

Enric Gallego

8 Compra botas buenas

Son tus herramientas de trabajo. Es más importante tener unas buenas botas que un buen móvil.

9 No es lugar para jugones

Admiro a los jugones que hay en 2ªB, hay muchos a pesar de la dificultad que entraña la categoría. Son los héroes de la categoría. Son chefs en un bar de menú.

10 Libera a tu pareja de ver todos los partidos

Por el bien de la relación invita a tu pareja a no ir a determinados partidos, bastante saturada está con tu vida de eterna promesa y eternas molestias físicas.

Si quiere ir que sea porque le apetece, no por costumbre. Ciertos partidos de 2ªB son infumables, incluidos los que yo jugaba. Como jugador te puede parecer divertido, pero te aseguro que desde la grada es como hacer una foto a la luna con el móvil: un desastre.

En mi libro no hay ningún decálogo

Kindle portada futbol B glen-carrie-102887