Saltar al contenido

Los futbolistas no están haciendo ningún esfuerzo extra

marzo 28, 2020

Bielsa y su Leeds dispuestos a reducir sus salarios por los empleados

Hay mucha preocupación respecto a los recortes de sueldo que van a sufrir los futbolistas debido a la crisis del coronavirus. Desde mi punto de vista, creo que deberían estar agradecidos por estas medidas.

Está claro que a nadie le gusta perder o dejar de ganar dinero, pero esta crisis les ha devuelto a la sociedad y, además de animar a la gente a que se quede en casa (muchos ya se quedaban porque el sueldo solo les llegaba para cubrir gastos básicos), deben cumplir con la parte que les toca. En este caso asumir un reajuste de sus sueldos como la mayoría de ciudadanos.

Hay que recordar que están confinados en sus casas como todo el mundo. No están haciendo ningún esfuerzo extra que no hagamos los demás. De hecho, para algunos lo único que ha cambiado es que pueden jugar más rato a la consola. Como cualquier ciudadano.

La gravedad de esta situación en el mundo del fútbol no es únicamente que los jugadores dejen de percibir gran parte de sus salarios; ya que los clubes lo forman también otros trabajadores, con sueldos medios, que actúan como engranaje para que todo funcione a la perfección. Estos son los primeros que han visto cómo se les ha retocado el salario. Y si no me equivoco, son parte del club. Estoy seguro de que muchos de estos trabajadores y trabajadoras llevan mucho más tiempo en la entidad que la gran mayoría de futbolistas. Si a ellos se les aplica un recorte los futbolistas no pueden ser menos.

Pero al margen de los futbolistas, en el fútbol hay muchos agentes que también están sufriendo perdidas. Por ejemplo la hostelería. Para los bares retransmitir los partidos supone una parte importante de los ingresos. Los propietarios/as han sido enviados a casa -lógicamente- perdiendo dinero y teniendo que pagar alquileres y cuotas de autónomos.

Estamos en una crisis en la que pierde todo el mundo y todos juntos tenemos que salir. Qué menos que ponerse del único bando que hay en esta guerra, el de la ciudadanía de la cual forman parte.

Muchos de estos ciudadanos, cuando necesitáis apoyo, van al estadio pagando la entrada para animaros. Se compran vuestras camisetas, los productos que anunciáis, os dan likes en Instagram, que muchas veces se transforman en ingresos.

¿Por qué digo que los futbolistas deberían estar agradecidos por sufrir esta crisis?

Deben dar las gracias porque, de alguna, los que no estaban viviendo la realidad, lo harán. La realidad os ha sacado de la burbuja, y eso lo vais agradecer en un futuro.

El fútbol se creyó importante hasta que el coronavirus le contó la verdad: es solo una simulación de la realidad.

El virus le contó la verdad al fútbol, Jorge Valdano

Hay quien, pensando en un futuro todavía más lejano y aprovechando esta crisis sin precedentes, sueña con limitar de una vez por todas los sueldos de los jugadores y poner techo a los traspasos millonarios.¿Utopía? Llegados hasta este punto, ahora ya nada lo parece.

Joan Josep Pallàs, La pelota se pinchó
Leer entrada anterior
eSports y Fútbol en diferido: consuelo al parón de Liga

Una semana de confinamiento y la sociedad española ha cambiado para siempre. Leer más

Cerrar