Saltar al contenido

3 CONSEJOS SENCILLOS PARA FUTBOLISTAS EN EL OJO DEL HURACÁN

febrero 19, 2020

Cada poco tiempo -casi cada semana-, algún jugador se convierte en el centro de las críticas de su afición o de la contaria. A veces es porque le han pillado en la discoteca después de una derrota; otras porque ha cometido un error que acaba en gol; o simplemente porque no marca goles o porque le expulsan.

El aficionado al fútbol tiene facilidad tanto para encontrar héroes o como villanos, según se tercie. Es la grandeza del fútbol. Esa bipolaridad es lo que hace que sea un deporte tan emocional. Se puede pasar en cuestión de segundos del delirio a la depresión; se puede preferir ganar jugando fatal que empatar jugando excelente. Es fútbol, no trates de entenderlo si no lo puedes sentir.

Entre la fidelidad de los aficionados a sus clubes tenemos a los futbolistas, protagonistas pasajeros. Pasan de un club a otro como los estadounidenses se mudan de estado por razones laborales. Eso molesta a los aficionados si el que se va es un jugador que está rindiendo bien. Sin embargo, cuando un jugador no está cumpliendo con las expectativas ajenas, se pide que lo echen y que nunca más vuelva a vestir la camiseta del club.

Me hace gracia cómo siempre los aficionados dicen que el mejor es el que está lesionado y no puede jugar; pero cuando éste juega lo matan. Maravilloso.

Tarde o temprano, si eres futbolista, te vas a encontrar con un millón de notificaciones en Twitter y te preguntarás "¿Qué demonios está pasando". Lo sospechas, te están insultando. ¿Qué puedes hacer?

3 CONSEJOS SENCILLOS PARA FUTBOLISTAS EN EL OJO DEL HURACÁN

1.No te lo tomes como algo personal

No te juzgan por quien eres si no por lo que haces.

Ferrán Adriá

Esto vale para los elogios y para las críticas. Cuando recibes críticas, muchas veces crees que no te las mereces; pues lo mismo ocurre con los elogios, muchas veces son exagerados. Conviene que seas consciente.

Cuando jugaba, más de una vez, en los diarios me ponían buenas notas, pero yo sabía que no había sido mi mejor partido. Estos elogios generalizados provenían de acciones tan concretas como marcar un gol. O dar una asistencia. Luis Enrique suele decir -con razón- que el elogio debilita.

“El halago debilita y ahora estamos subidos en una ola de ellos”

Luis Enrique

Con esto te estoy diciendo que puedes hacer un gran partido y cometer un error que cueste la derrota de tu equipo. Es fútbol. Que el árbol no te impida ver el bosque. Disfruta de los elogios, no te tortures con las críticas.

No es lo mismo el futbolista que la persona.

Seguramente los mismos que te critican hoy, mañana te aplaudirán si creen que te lo mereces. La prueba es salir a la calle, verás que nadie te insulta. No es lo mismo el futbolista que la persona. El aficionado lo sabe, el futbolista debería saberlo.

Te lo pongo más claro: ¿si mañana te murieras qué crees que dirían de ti, qué eras un matao? Probablemente no. Quédate con eso.

2. No puedes jugar un partido de tenis contra cientos de personas

Cuando escribí la carta a Riqui Puig recibí un montón de felicitaciones y algunas críticas en redes sociales. Se publicó en más de 25 medios online y algunos en papel . Recibía WhatsApps y llamadas por todos lados.

Me abrumaba, pero estaba tranquilo. Cometí el error inicial de querer defenderme de las opiniones críticas, pero caí en la cuenta de que no podía contestar a todo el mundo. Ni para lo bueno ni para lo malo. En momentos como ese, me sentía como si estuviese jugando un partido de tenis contra un montón de gente.

Aunque quede feo, no des la cara, te pueden partir el alma. Un gol errado, una expulsión o un gol concedido no merecen una rotura de alma. Bastante castigo de aflige uno mismo.

3. Desconecta de las redes, conecta con tu realidad.

Lo mejor que puedes hacer es cerrar tres días las redes sociales impersonales (Twitter e Instagram) y hacer vida normal. No te pierdes nada. Incluso te sentirás mejor. Ocurren tantas cosas que la gente acaba prestando atención a otros asuntos. La Champions o La telebasura de Telecinco o el coronavirus o el VAR harán que la gente se olvide de ti.

Dentro del vestuario todo va a seguir igual, el ruido siempre está afuera. Pero se ha de tener en cuenta, porque a veces tienen razón.

Soy Jacinto Elá Eyene, autor de tres libros 👇🏽👇🏻

Leer entrada anterior
Todos los capítulos de Diario de un futbolista pobre.

Capítulo 1: Empieza la marcha.Capítulo 2: Primera noche, por enésima vez.Capítulo 3: Leer más

Cerrar